Los «efectos secundarios» del hipnoparto

La semana pasada te hablaba de los dos objetivos principales del hipnoparto, y te preguntaba si se te ocurrían posibles «efectos secundarios» de su práctica.

A mí la verdad se me ocurren unos cuantos. Cuando empecé a conocer estas herramientas, me centraba mucho en la parte de soltar miedos, que era lo que me habían enseñado (aunque no me habían dado herramientas reales para hacerlo, sólo la instrucción de ofrecer una relajación guiada con la voz de otra persona).

Y así, mis sesiones, perdían todo su potencial. Ni yo podía realmente ayudar con este objetivo, y muchas personas ni siquiera conectaban con el audio que yo les daba.

Decidí seguir formándome. Había algo en mi que me decía que estas herramientas realmente eran potentes, pero yo como una simple transmisora de información, no les podía sacar su jugo. Pronto encontré una formación que me dio mucho más. Además de la posibilidad de grabar mis propias relajaciones (que sinceramente, menuda diferencia), aprendí que estas herramientas también potencian el bienestar emocional de la mujer y esto, es tan importante como la parte de soltar creencias negativas.

Me seguía faltando algo. Ahora tenía un mayor conocimiento, pero mis clases seguía siendo muy teóricas. Encontré otra formación. Oro puro. Una formación con un fuerte enfasis en la educación perinatal. Cómo se aprende, cómo se incorpora, cómo se integra.

Mis clases no tienen nada que ver con lo que eran. Y me alegro, porque ahora puedo ver, que así, estos «efectos secundarios» (beneficiosos claro está) por fin pueden darse:

  • Las mujeres y familias se llevan herramientas y recursos para el resto de las áreas de su vida. Una caja de la calma, que la tienen siempre disponible.
  • Las mujeres pueden realmente conectar con su instinto, con su voz interior. Siempre recalcamos la importancia de esto, pero, ¿sabemos facilitar que así suceda?
  • Los cambios en el camino, no suponen un disgusto. Las expectativas son reales y cuentan con herramientas para navegar esos cambios con seguridad y confianza.

Te digo la verdad, mis primeros años como profe de hipnoparto, no me apasionaban. Y es que el método que me habían vendido me limitaba y no me aportaba los conocimientos. Ahora que sí los tengo (y que sigo sumando) soy cada vez más apasionada del hipnoparto.

Y es que si algo te puedo decir, es que el hipnoparto, es mucho más que una preparación mental al parto y nacimiento.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - £0.00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Parir en calma

Tu manual de hipnoparto

Consíguelo ya en Amazon